Problemas con el frenillo lingual y bucal - Ortodoncia Ortega

Problemas con el frenillo lingual y bucal

Problemas con el frenillo lingual y bucal

En la boca tenemos varios frenillos que sirven para unir la mucosa de las encías a las mucosas de las encías, de entre los cuales los más importantes y conocidos son el frenillo bucal o labial y el frenillo lingual.

El frenillo lingual

¿Qué es el frenillo lingual y de qué se encarga?

El frenillo lingual es una banda de tejido fibroso que une la lengua, suelo de la boca y encía lingual mandibular. Se encarga de controlar la movilidad de la lengua y su posición. Cuando este frenillo esta hipertrofiado o agrandado se produce lo que se denomina como anquiloglosia, que consiste en una limitación en la movilidad de la lengua.

¿Cuándo se detecta el problema y de qué tratamiento requiere?

Hoy en día durante la exploración de rutina de los bebes, el médico valora esta patología desde que son recién nacidos, por lo que es raro apreciarla en pacientes de edad más avanzada. Existe una ligera controversia con qué hacer en caso de hipertrofia en bebés, pues hay quiénes son partidarios de esperar y otros especialistas en cambio prefieren su intervención inmediata.

Nosotros somos partidarios de la actuación en cuanto lo detecte el médico especialista, para evitar así problemas al bebé durante la lactancia materna, desarrollo del hábito correcto de la deglución y correcta fonación.

El tratamiento habitual de la anquiloglosia es la frenotomía, que consiste en un procedimiento quirúrgico simple, que suele realizarse en los recién nacidos sin grandes complicaciones. Es un procedimiento simple, rápido y casi indoloro con una curación muy rápida y buena.

En otras ocasiones el tratamiento es la frenuloplastia, que ya requiere de anestesia y es un tratamiento bastante más complicado, pues requiere de eliminación de parte del tejido fibroso del frenillo, así como de remodelación de parte del tejido sobrante y puntos de sutura.

¿Y si el problema se detecta más tarde?

Tranquilidad, pues cuando la anquiloglosia aparece o se detecta durante la infancia, es habitual ser detectada durante cualquiera de las revisiones bucales semestrales de sus hijos, que son gratuitas en Ortodoncia Ortega. En ocasiones recomendaremos la interconsulta con otros especialistas como logopedas, pediatras u otorrinolaringólogos en caso de ser necesario, para evitar que el niño o la niña desarrollen un problema de deglución atípica o infantil, alteraciones en la realización de ciertos fonemas al hablar y/o problemas esqueléticos en el desarrollo de los maxilares y posición de los dientes.

Frenillo bucal o labial superior

¿Qué es el frenillo labial superior?

frenillo lingual

El otro gran frenillo en la boca es el frenillo bucal o labial superior, que se inserta entre los incisivos centrales superiores. Es una banda de tejido fibroso que une el labio superior con la encía. La inserción de este frenillo puede ser a varios niveles, desde por fuera, en la encía a la altura de la raíz de los incisivos centrales superiores (las paletas), hasta irse insertando mas abajo, llegando incluso hasta el paladar, a lo que se denomina papila palatina.

¿Consecuencias de un frenillo labial superior hipertrofiado o agrandado?

La hipertrofia o agrandamiento del frenillo labial superior se suele acompañar con un gran espacio o diastema superior (haciendo previamente un diagnóstico diferencial con otras patologías que cursan con diastema interincisal, como pueden ser los quistes, supernumerarios, mesiodens, macroglosía, clase II esquelética o falta de algún diente). Otra de las repercusiones del agrandamiento del frenillo del labio superior, es la limitación en la movilidad del labio superior, lo que dificulta el habla de forma adecuada.

El agrandamiento o hipertrofia de este frenillo no es algo raro, si bien la mayor parte de las veces va desapareciendo con el paso de los años y la erupción de los dientes.

¿Cuándo requerirá de tratamiento?

Clásicamente, de forma equipada sin mala intención, los dentista generalistas o los cirujanos bucales, recomendaban su tratamiento quirúrgico en caso de gran diastema o frenillo de inserción muy bajo, hasta la papila palatina. Pero, nosotros hemos visto que la mayor parte de las veces de los pacientes que acuden a Ortodoncia Ortega con hipertrofia del frenillo labial superior, la mayoría de ellas acaba resolviéndose de forma espontánea o durante el tratamiento de ortodoncia, siendo innecesario la intervención quirúrgica (frenulectomía, frenotomía o zetaplastia). Además, también somos partidarios de esperar, pues si la cirugía no es finamente realizada, puede quedar una banda gruesa de tejido queratinizado que luego va impedir que durante el tratamiento de ortodoncia se logre cerrar por completo el espacio debido a la presencia de la misma.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

About the Author

Jesús Ortega Jesús Ortega
Soy Jesús Ortega ODONTOPEDIATRA es decir, experto en odontología infantil porque me apasionan los niños y consigo que a ellos también les guste ir al dentista. Además, soy ORTODONCISTA, experto en apnea del sueño y en las técnicas más actuales como la ortodoncia invisible.

Leave a Reply

Política de privacidad